miércoles, 24 de febrero de 2016

Reseña: Ruina y Ascenso de Leigh Bardugo.

Título: Ruina y ascenso.
Autor: Leigh Bardugo.
Saga: Si. (3/3)

Sinopsis
LA CAPITAL HA CAÍDO.
El Oscuro gobierna Ravka desde su trono de sombras. Ahora el destino de la nación está en manos de una Invocadora del Sol sin poderes, un rastreador caído en desgracia y los últimos vestigios de lo que alguna vez fue un gran ejército de magos.
En las profundidades de una antigua red de túneles y cuevas, una debilitada Alina debe someterse a la dudosa protección del Apparat y de aquellos que la veneran como a una Santa. Pero tiene otros planes, como lanzarse a la caza del elusivo pájaro de fuego y comprobar si la supervivencia de cierto príncipe forajido es algo más que una esperanza.
Alina deberá forjar nuevas alianzas y dejar de lado antiguas rivalidades para, junto con Mal, encontrar el último amplificador de Morozova. Pero tan pronto como empieza a desvelar los secretos del Oscuro, sale a la luz un pasado que alterará para siempre su visión del lazo que los une y el poder que ella detenta. El pájaro de fuego es lo único que se interpone entre Ravka y la destrucción, y Alina podría pagar un alto precio por conseguirlo: el mismísimo futuro por el que está luchando.

Opinión personal: Tercero y, por desgracia, último libro de esta maravillosa y fantástica trilogía que me ha cautivado. Como estaréis notando sí, me ha encantado.

Este último tomo comienza poco tiempo después del magnífico final del segundo libro, Asedio y tormenta, justo como ocurre con la transición del primero al segundo, nos cuenta un poco lo que ha ocurrido en este tiempo que no ha sido narrado por nuestra protagonista y, de nuevo, nos introduce de lleno en la historia dando por hecho que sabemos todo lo ocurrido. Cosa que me parece necesaria. No soy nada partidaria de que se haga esa extensa especie de "resumen" al principio del libro para contarte lo que ocurrió en las entregas anteriores puesto que, se supone, los lectores ya los hemos leídos. 

Al ser la última parte no puedo "fangirlear" tanto como me gustaría para evitar todos los spoilers posibles.
El camino de Alina, la protagonista, nunca ha estado tan lleno de baches, altibajos, y obstáculos como lo está ahora. Para quienes no lo sepan, Alina, "la invocadora de sol" reencarnada tras cientos de años no ha tenido momento para respirar desde que sus poderes se manifestaron por accidente para salvar la vida de Mal, su mejor amigo desde la infancia. Tampoco tiene tiempo el lector.
Una de las cosas que mas me gusta de esta trilogía es que tiene acción en dosis altas, nada de otra historia de amor con toques de acción, ni hablar, no hay manera de relajarse pues, en cualquier momento, ocurre algo que lo cambia todo y vuelve a ponerte en tensión con ese incesante ¿Qué va a pasar ahora?

No podría cansarme de estar en la cabeza de Alina si la comparo con otras protagonistas de novelas juveniles. Es una chica fuerte que supera sus temores y hace lo que debe hacer sin mas. Estoy harta de esas niñas enamoradas que no dejan de pensar en si están mas enamoradas de su novio o su mejor amigo y aquí NO vais a encontrar nada parecido.
Lo que parece ser un triángulo amoroso en el primer libro queda completamente descartado en el segundo y tercero. No deja de ser una adolescente con sus inseguridades, las cuales deja aparcadas cuando debe hacerlo a pesar de que no ha buscado ninguno de los problemas que debe abordar.

Por supuesto, de nuevo tengo que destacar tres protagonistas masculinos a los que he adorado. 

(¡ALERTA! SI NO HAS LEÍDO EL SEGUNDO LIBRO PUEDE CONTENER SPOILERS A PARTIR DE AQUÍ)

Mal, el bueno de Mal que quiere lo mejor para la chica de la que está enamorado. Puede que me haya molestado esto alguna vez pero me encanta. Me gusta el hecho de que sea un chico "real", me explico. No tiene ese carácter de malote que gusta tanto en las novelas de este género, nada que ver, es alguien divertido y simpático con quien podrías encontrarte por la calle y eso me gusta.
Como me hiciste llorar...
Nicolai, el príncipe de humor ácido. Desde el principio este personaje me encantó por su sentido del humor. Creo que lo he dicho mas de una vez pero aquí va otra vez, es el típico personaje que me tiene ganada con un par de frases. Ese humor sarcástico e irónico tiene una fiel seguidora aquí mismo y eso es, sin duda, lo que mas me ha gustado de él. 
También podríamos destacar esa parte principesca del sentido del deber para con su país pero no llega al nivel de Mal, ni siquiera es cargante pues está dosificada en dosis pequeñas.
Por último, pero no menos importante, El oscuro, el malvado del cuento. Sinceramente, este personaje me ha sorprendido muchísimo a lo largo de la trilogía.
Creo que, junto a Alina, es el personaje que mas evoluciona y mas partes de él podemos ver. Desde que, en un principio, es ese malote, misterioso con su parte buena que tanto nos encanta hasta el gran hijo de **** que puede llegar a ser.
A pesar de que no aparezca demasiado en este libro, su "cambio" (sin llegar a ser un cambio) está muy presente. De hecho, me ha terminado de ganar en este tomo sin lugar a dudas.

En conclusión: Como podéis observar por la longitud de la reseña, ha sido el mejor de la trilogía. Una historia cargada de intriga y acción que te tiene en tensión hasta ese final tan absolutamente perfecto que pone broche de oro a la saga que ha conseguido colarse en mi top 3.


Puntuación:

3 comentarios:

  1. Hola^^
    me alegro de que te haya gustado el último libro, yo no he comenzado a leer la trilogía aún y no me planteo hacerlo pues no me termina de llamar la atención, aunque puede que en un futuro le de una oportunidad.
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Veo que te ha gustado mucho :)
    No los conocía, pero sin duda alguna me llaman la atención.
    He leído hasta la parte de los spoilers porque en algún momento los empezaré a leer.

    ¡Gracias por la recomendación!
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Esta trilogía me llama la atención. Aunque no sé cuando la empezaré

    Un beso^^

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.